Que limite debemos de poner a nuestras operaciones en forex

Si vas a operar en el mercado forex en lo primero que tendrás que pensar es en un plan, ya que sin esto no vas a poder disfrutar de un orden y sentido para tus operaciones.

Pero quizás lo que más debería preocuparte es la gestión del capital, por lo que será fundamental que te organices y trates de limitar y diversificar el capital de tus operaciones.

Pero antes de nada, vamos a hablarte de la importancia de ser consciente de tus pérdidas y de aprender a controlarlas para no perder el equilibrio en cartera y que los beneficios siempre estén por encima de tus pérdidas.

Ser consciente de las pérdidas

Cuando se opera, independientemente del mercado e instrumento financiero, siempre tendrás la posibilidad de obtener beneficios y de incurrir en pérdidas. Aunque es algo que no gusta la verdad es que es imposible evitarte las pérdidas, ya que de una forma u otra acaba ocurriendo.

Incluso los traders más profesionales también sufren pérdidas, pero la diferencia entre los traders habituales es que están mentalizados de que esto les puede ocurrir y saben cómo afrontar las pérdidas y continuar operando para cumplir con los objetivos establecidos.

Para disfrutar de unas inversiones rentables lo que debes hacer es ser consciente de que las pérdidas están ahí y no perder la calma sí, llegado el momento, se da el caso de que ciertas operaciones no vencen como habías estimado en un principio.

Las pérdidas son recuperables, y si sabes llevarlo de manera razonable tu estrategia te ayudará a mantener el equilibrio en tus inversiones. No hay nada tan importante como mantener las pérdidas bien controladas.

El límite de pérdidas

Si tenemos en cuenta que para operar con éxito hay que tener unos objetivos de rendimiento establecidos de igual modo será importante tener un límite de pérdidas cómo un sistema de protección para nuestra cartera de inversión.

Hay herramientas que nos ayudarán a limitar las pérdidas, cómo las órdenes de Stop Loss por ejemplo, donde sí una operación llega a un nivel determinado de pérdidas ésta se vence automáticamente, haciendo que no podamos acumular más pérdidas. Este tipo de límites nos sirven para proteger las operaciones en caso de que no salgan tan bien como esperábamos.

Sin embargo, no hay que dejarlo tanto en mano de este tipo de órdenes de límite sino más bien lo que hay que hacer es centrarse en el límite de pérdidas cómo concepto y en el volumen que uno debería poner en sus operaciones de trading.

Con esto quiero decir que eres tú el que debe organizarse y decidir qué cantidad de dinero cómo máximo podrías perder en una operación, y con ello calcular el tamaño de operación. Si operas limitando el capital esto te ayudará a conseguir reducir el riesgo en caso de pérdida.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que no todos los traders actúan de la misma manera y que gestionan de diferente manera su capital, cada uno tendrá que determinar personalmente cómo debe manejar el capital en sus operaciones y limitar una cantidad en particular.

Lo habitual es establecer un porcentaje fijo del capital total, aunque también se suele establecer el límite cómo porcentaje fijo del dinero utilizado en la operación. Está claro que no todas las operaciones son iguales así que tendrás que decidir si quieres establecer el mismo porcentaje para todas las operaciones o tratarlas de manera personalizada.

En cualquier caso, una vez impuesto el límite cada vez que éste sea alcanzado tendrás que cerrar la operación. En ese momento no tendrás nada que pensar, simplemente seguir con tu plan hasta el final y llevar a cabo estos límites. Asimismo, es importante que no te dejes llevar por las emociones en estas situaciones, así que planea los límites y cíñete al plan.

Obviamente los límites de pérdidas siempre serán muy bajos, ya que lo que nos interesa es perder lo mínimo. Habitualmente se ven porcentajes del 2% del patrimonio de la cuenta por operación, lo cual es un límite bastante aceptable.

Sin embargo, sí pierdes 10 veces un 2% esto se convertiría en un 20% de pérdida, y sí las pérdidas se dan muy frecuentemente este porcentaje, aunque mínimo, podría convertirse en un riesgo muy alto.

Es por eso que también tendrás que fijar un porcentaje de límite mensual, para evitar que en caso de sufrir unas pérdidas excesivas esto termine por perjudicar tu cartera de inversión. Dicho porcentaje tendrás que establecerlo tú, teniendo en cuenta tus necesidades concretas.

Controlar y diversificar el capital

Por último, además de los límites de pérdidas tendrás que tener la capacidad suficiente para controlar el capital en tus operaciones. A veces conviene arriesgar más por obtener unos rendimientos más altos, pero otras veces no es tan buena idea.

A más riesgo más rendimiento, pero más riesgo cómo acabamos de decirte. La cuestión es entender que te estas exponiendo a un riesgo más alto de incurrir en pérdidas, así que sí lo aceptas quizás puedas disfrutar de un porcentaje de éxito mayor, pero en caso de que no ocurra debes ser capaz de aceptarlo y continuar con tu actividad habitual.

Depende de ti como quieras gestionar tu capital pero te invito a que analices tu situación y que en base a tus objetivos y necesidades de inversión te organices de la manera más razonable.

Date cuenta de que al invertir tu capital lo que estás buscando es conseguir un aumento de tus ingresos, así que gestiónalo con eficacia para disfrutar de este aumento pero sin exponerte a un riesgo de pérdida muy alto. Y diversifica siempre que puedas, pues esto te ayudará a que tus inversiones estén mucho más equilibradas y el factor beneficio / riesgo sea más estable.

Por supuesto, además de establecer el límite de pérdidas para tus operaciones es importante que establezcas el límite de capital a invertir, ya que tampoco será muy conveniente que hagas operaciones de gran tamaño. De hecho, siempre es mejor lanzar pequeñas operaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *