¿Es conveniente realizar inversiones a medio o corto plazo?

Son muchos los que me lo han preguntado ya, y respondiendo a la pregunta que se lanza en el título de este artículo diré que, depende. Depende de cuales sean tus necesidades y objetivos de inversión. Hay quienes opinan que a medio o corto plazo realmente no se consigue una rentabilidad que sea, digamos, estable.

En el corto plazo se pueden obtener retornos alto, pero claro, mantenerlos en el tiempo puede resultar más complicado.

En cambio cuando se trata de inversiones largas, como se suele decir, más a largo plazo, el capital invertido puede ir creciendo poco a poco y aumentar su rendimiento con una estabilidad general que quizás en las operaciones a corto plazo no tengamos. Pero como digo, esto también depende de la manera de operar y del tipo de perfil que tenga cada uno.

En cualquier caso, ¿es conveniente realizar inversiones a medio o corto plazo? Pues bueno, en el siguiente artículo voy a tratar de resolver tu duda. Al mismo tiempo también intentaré darte algunos consejos útiles para que aproveches más el dinero en tus inversiones tanto a corto como a medio plazo.

¿Qué supone operar a corto plazo?

Operar a corto plazo supone recoger beneficios instantáneos, lo cual es una clara ventaja respecto a otro tipo de operaciones con vencimientos más amplios. De hecho hay operaciones de 60 segundos que pueden traerte interesantes beneficios en momentos puntuales, sobre todo cuando se dan cambios bruscos en las direcciones de tendencia de los mercados.

No obstante, para operar a corto plazo es muy necesario tener un contacto constante con los mercados y realizar análisis todo el rato. Además, actuar con disciplina a veces resulta complicado ya que con tantas fluctuaciones en los precios es inevitable dejarse llevar en algún momento y actuar por instinto. Esto normalmente trae problemas, y aunque a veces puedas conseguir cazar una buena oportunidad esto raramente sucede y menos que se repita.

En las operaciones a corto plazo es donde probablemente más estrés sufras y tendrás una necesidad casi obligada de estar constantemente pendiente de los mercados y sus reacciones ante todo tipo de factores y acontecimientos.

En las inversiones cortas tendrás que estar más alerta y con la alta volatilidad de los mercados será fundamental que tengas experiencia y cuentes con las fuentes de información y herramientas de análisis adecuadas, así como tener las estrategias más convenientes y utilizar las tácticas de inversión con más responsabilidad.

Para operar a corto plazo se requiere habilidad, conocimientos sobre el mercado y un fuerte control de las emociones. Por esta razón siempre me gusta recomendar este tipo de operaciones a traders más expertos y por eso también suelo recomendar a los principiantes que quieren iniciarse que lo hagan con vencimientos más amplios para ir ganando experiencia.

Ventajas de operar a medio plazo

Operar a medio plazo puede ser algo más sencillo, pues a diferencia del corto plazo tendrás algo más de margen para planificar y controlar tus operaciones. En un plazo medio no tendrás que realizar tantas operaciones simultáneas como se suele hacer con las inversiones cortas, por lo que podrás operar con más tranquilidad.

Además, podrás combinar los análisis técnico y fundamental para tener una idea más clara de las inversiones qué más te conviene realizar y cómo debes hacerlas. En el caso de las opciones binarias podrás analizar los activos subyacentes con tiempo y determinar cuáles son los que te traerán mayores beneficios y estabilidad en tu cartera a medio plazo.

Cabe destacar que aunque las opciones a medio plazo pueden durar semanas o incluso meses, también podrás ejecutar operaciones de días o incluso a partir de 4 horas de duración. En este tipo de operaciones podrás utilizar órdenes de límite stop para controlar en medida de lo posible la volatilidad de los mercados y que los cambios de tendencia puntuales no afecten tanto a tus posiciones actuales.

Al operar con sistemas de estrategias tendenciales tenemos un 50/50 de probabilidades de acertar o de perder, respectivamente. Por lo tanto, al operar a medio plazo no tendrás que abrir operaciones de relleno, es decir, no tendrás que ejecutar opciones para tener más sino que podrás centrarte sólo en aquellas que de verdad te vayan a garantizar las ganancias.

Si reflexionas y lo piensas por un momento te darás cuenta de que operando a medio plazo, aunque tengas rachas malas seguramente disfrutes de una mayor estabilidad en tus operaciones. Recuerda que aunque operando a medio plazo no tendrás tanta cantidad de inversiones lo bueno es que las que tengas, sean las que sean, sí que serán de calidad.

Por tanto, ¿conviene operar a corto o medio plazo? Claro, en ambos tipos tienes muchas posibilidades de tener éxito. Además, tanto a corto como a medio plazo el capital que generes lo recibirás en un plazo relativamente cercano, ya que para vencimientos más lejanos ya estaríamos hablando de las inversiones a largo plazo que duran prácticamente años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *