¿Para qué sirve el dinero?

¿Para qué sirve el dinero?. Por lo general, todas las personas requieren tener suficientes ingresos para su sobrevivencia. El mundo está inmerso en una globalización, donde predomina el sistema capitalista, encargado de mantener el equilibrio en casi todas las áreas, sobresaliendo en ellas el área económica.

Glosario del contenido del artículo:

Invierte ahora en los mejores activos financieros en un broker regulado y seguro 100%

Este sistema ha tenido aceptación a nivel universal, ya que casi todos los países establecen sus propias normas, evaluando los recursos para proceder a hacer la distribución más equitativa, ajustada a las necesidades de cada población.

Es decir, este sistema se basa fundamentalmente en:

  • El derecho que se tiene a la propiedad privada
  • El derecho que asiste en todo lo relacionado con la libertad empresarial
  • En el estímulo y pro actividad de las personas
  • En la oferta y la demanda basadas en un sistema libre de precios
  • En la intervención económica minoritaria del Estado
  • En la competencia empresarial

Concepto de dinero y su importancia

El sistema capitalista permite a todas aquellas personas que tengan motivación para emprender y pongan de manifiesto su creatividad, desarrollar acciones que puedan llegar a generarle riquezas ilimitadas.

La forma más sencilla de medir la riqueza económica se lleva a cabo mediante el dinero. Cuando se desea amasar una fortuna económica sólida, para lograr sin escollos una libertad financiera, es importante conocer de qué manera funciona el dinero y cuáles son las maneras más idóneas para capitalizarlo.

El dinero se define como un intercambio físico o virtual que le permite a las personas u organizaciones vender o adquirir cualquier bien que una persona requiera.

Las formas del dinero han variado con el tiempo y dentro de su intercambio su apariencia física ha tenido muchas modificaciones.

En la actualidad, el uso más corriente es el papel moneda, constituido por monedas o papeles, cuya emisión proviene de los bancos centrales, donde su valor real tiene su basamento en la confianza que originan los Países o Estados emisores.

En tiempos ancestrales, los instrumentos o dinero que se usaban para efectuar transacciones o intercambios eran la sal (de allí proviene la palabra salario), el ganado, el cacao, la madera, los metales, el oro y el azúcar.

A través de las eras, el dinero ha tenido una enorme evolución, la cual le ha permitido cumplir con tareas muy específicas, tales como: Bien económico, viabilidad para el cálculo económico y como medio de intercambio.

También sirve para efectuar cobros y pagos en cualquier tipo de contrato, ya que tiene la potestad de ser aceptado en todo el mundo, donde se le reconoce como valor para el cumplimiento de todas las transacciones económicas.

Como el dinero es un medio de pago y, a su vez, una medida de valor, es importante tener presente que sin él no sería posible el intercambio de bienes y servicios a nivel personal, nacional e internacional.

Además, el dinero posee cuatro principales elementos, representados por una unidad de cuenta, un medio de cambio, un depósito de valor y una forma de pago para saldar cualquier deuda a futuro, estos son conocidos como pagos diferidos.

Estos elementos se definen de la siguiente manera:

Unidad de cuenta

De acuerdo a esta unidad el dinero se expresa en números, ya que cada bien posee un valor específico, que pudiera ser su coste en el mercado o el que haya costado producirlo.

En esta fase, el dinero se debe expresar en moneda que puede ser grande o pequeña, por ejemplo, el Euro y los céntimos del Euro, sin que para nada altere o cambie su valor.

Se requiere también que sea indeterminado, esto significa que un Euro tendrá el mismo valor de otro Euro, sin importar la moneda.

La existencia de la contabilidad se debe al dinero, ya que la moneda es usada como medida de la mayor cantidad de elementos contables, los cuales poseen un valor intrínseco en dicha moneda.

Medio de cambio

La gran utilidad del dinero consiste en comprar y vender bienes y servicios, es una figura muy usada por los comerciantes, ya que en épocas anteriores el trueque servía como intercambio, el cual hoy ante la crisis generada por la pandemia ha regresado.

El medio de cambio en dinero tiene diversidad de usos y de ejemplos, ya que todo servicio que se presta se hace a cambio de dinero, todos los servicios de los cuales disfrutamos se pagan con dinero.

La comida que se consume de manera ambulante también utiliza o emplea el medio de cambio.

El dinero tiene la cualidad de que se puede cargar en carteras o bolsillos porque no pesa, sin embargo, su intercambio ha evolucionado notablemente porque ahora la modalidad para transferencias y pagos se realiza mediante tarjetas de débito, crédito, transferencias electrónicas y efectivo.

Depósito de valor

El elemento representado por el depósito de valor tiene la ventaja de que se puede usar para guardarlo como ahorro, ya que el dinero posee un reconocido valor con cierta estabilidad, que al poder ser reservado preserva nuestro patrimonio.

En realidad, el valor del dinero no tiene una estabilidad total, debido a la existencia de la inflación, la cual produce que este vaya perdiendo su valor a través del tiempo. Asimismo, la cotización como divisa aunada a otras monedas puede llegar a producir efectos cambiantes en su valor.

La reserva de dinero para preservar su valor se debe reflejar preferiblemente en productos financieros, que tengan la posibilidad de generar algún rendimiento o interés, buscando compensar los efectos negativos generados por la inflación.

Pagos diferidos

Mediante esta figura, el dinero sirve para cancelar cosas que se obtienen, también para deberlas y cancelarlas después.

Es decir, la existencia del dinero permite acordar con aquellos que nos suministran bienes o servicios cancelarle a futuro, pudiendo establecer la cantidad, así como también las condiciones de pago sin problema alguno.

El dinero y sus funciones

Dentro del intercambio, el dinero se convierte en un bien escaso porque todas las personas quieren tenerlo, tanto así, que siempre tienen la disposición de ceder cosas a cambio de recibirlo.

Esa disposición facilita el intercambio de bienes y servicios, los cuales funcionan a cambio de dinero, desechando otros bienes. Esta figura también existió en la antigüedad y se le denominaba trueque.

El dinero, además se encuentra catalogado como un bien económico, es una herramienta perdurable en el tiempo. En la época donde el dinero estaba representado por el ganado, se tenía conocimiento de que sus días estaban contados.

La representación del dinero debe ser duradera, por esta razón el papel moneda no se deteriora, debido a que los bancos centrales se dan a la tarea de retirar de circulación cualquier papel moneda que presente desgaste.

Para el cálculo económico existe la facilidad de que las funciones del dinero puedan ser fijadas en cantidades, a los fines de cubrir cualquier bien o servicio existente en el mercado.

Para qué se puede usar el dinero

Ante el conocimiento que tenemos sobre el dinero, hay muchas cosas para las cuales debemos usarlo. Todo depende del propósito que se tenga en cuanto a su empleo, y de acuerdo al uso que le demos los resultados a obtener serán muy diferentes.

En el caso de que te hayas fijado el objetivo de encontrar tu libertad financiera, debes aprender a usar tu capital, buscando siempre la manera de que te genere una rentabilidad segura.

Sin embargo, con el uso del dinero hay tres cosas que puedes hacer, estas son:

  • Gastarlo: lo obtienes para darte algunos gustos, a pesar de que sabes que el gasto no te dará una estabilidad económica, ni tampoco te facilitará la forma de encontrar tu libertad financiera.
  • Ahorrarlo: con esta figura lograrás satisfacción, porque a través de ella sentirás que tienes una economía estable, además de ayudarte a sentirte libre económicamente.
  • Invertirlo: esta figura o modalidad te origina mucho sosiego y satisfacción personal, porque sientes que lograrás estabilidad económica y que a través de la inversión podrás liberarte financieramente.

Análisis de las fases del dinero

Gasto del dinero

Cuando se persigue con animosidad y estímulo la libertad financiera, esta fase no es la más recomendable. Es obvio que todos necesitamos gastar nuestro dinero en cosas que necesitamos o que nos gustan.

Esta satisfacción que sentimos se estipula como momentánea, pero forma parte de la vida.

La disyuntiva se presenta cuando te das cuenta de que quizás has tenido un gasto desmedido y que ese dinero ya no lo puedes recuperar. Solo te queda la satisfacción de haberlo disfrutado, reconociendo que ahora tienes menos recursos económicos.

Los gastos excesivos no ayudan a mantener una estabilidad económica, por la sencilla razón de que el dinero gastado se convierte en recursos que ya no tienen disponibilidad.

El dinero ahorrado

Cuando se planifica a largo plazo, metódicamente con cálculo minucioso, siempre se tiene la posibilidad de ser libre financieramente a través de la fase del ahorro.

Es una opción que generalmente se complementa con la decisión de invertir parte de los ahorros, de manera de darle celeridad al proceso.

El ahorro también genera mucha satisfacción cuando podemos constatar el monto que se posee en las cuentas corrientes o en los bienes que se han adquirido.

Por lo demás, es una fase que origina una sólida estabilidad económica, ya que el patrimonio tiende a acrecentarse cada día.

El dinero invertido

Es la opción más expedita cuando se quiere lograr una sólida libertad económica. Además, es una frase productiva porque genera crecimiento en el patrimonio de manera acelerada y exponencial.

Cuando se puede constatar que los resultados de la inversión son positivos porque tienen un carácter altamente productivo, esta situación te dará grandes satisfacciones.

Si te das cuenta de que tus inversiones se desarrollan de acuerdo a lo planeado, obtendrás una estabilidad económica sin precedentes.

Es obvio que debes estar consciente de que toda inversión que se haga conlleva riesgos, pero hay un eslogan muy conocido que dice que: “a mayor riesgo, mayor rentabilidad esperada”.

Es importante que, cuando inviertas tu capital, seas muy analítico en todo lo que piensas hacer, teniendo siempre a la mano un plan de salida, en el caso de que lo requieras, porque los resultados que ansiabas o esperabas no fueron favorables.

Además, hay que tener presente que en el mercado financiero o bursátil existen variedad de opciones de inversión y una de las más conocidas es poder comprar o montar una empresa.

Sin perder de vista que existen otras opciones a la hora de querer emprender, que quizás sean menos rentables, pero que de cualquier manera siempre van a generar algún tipo de ganancia, entre ellas cabe señalar la inversión en inmuebles o en la bolsa de valores.

Diversificación del dinero

Actualmente, en el sistema económico existe una diversidad de papeles o billetes que incluyen la variedad de monedas de cada territorio o país, las cuales tienen un valor fijado por el mercado de divisas.

En razón a esto los tipos de divisas más comunes y usados son:

Divisas convertibles

Las Divisas convertibles son aquellas que siempre son aceptadas en todos los lugares del globo terráqueo, ya que su valor, de unas con respecto a otras, fluctúa de acuerdo al mercado.

Divisas no convertibles

Las Divisas no convertibles son aquellas que solo pueden ser usadas en su propio país, ya que no son aceptadas en otros sitios.

Su valor se encuentra relacionado de una u otra forma a una divisa convertible, que normalmente suele ser el Dólar Americano.

Dinero bancario

En el sistema monetario actual, el dinero es emitido por la autoridad pública de cada nación. Sin embargo, es importante saber que la emisión de dinero en monedas o billetes representa tan solo el 5% del dinero que circula.

Las diversas leyes bancarias permiten que las entidades financieras puedan producir dinero mediante el coeficiente de encaje. Lo anterior consiste en que la entidad bancaria está obligada a mantener una reserva en billetes y monedas.

A partir de la mencionada reserva, la entidad bancaria puede establecer unos porcentajes de asientos contables de dinero que no posee físicamente. En este sentido, cuando el banco otorga un préstamo a sus clientes no le proporciona el dinero en billetes sino que le facilita un depósito en su cuenta bancaria.

Dinero electrónico

El dinero electrónico que se encuentra en la cuenta bancaria, tiene la ventaja de que puede retirarse de allí, ya que siempre está a disposición del usuario y, además, puede almacenarse en dispositivos electrónicos, tales como tarjetas bancarias, en el ordenador, en el Smartphone y en plataformas de pago, por ejemplo, PayPal.

Este novedoso sistema facilita la realización de pagos a través de internet y en los comercios afiliados, ya que es un dinero que se encuentra apartado de la cuenta y tiene la particularidad de que limita la cantidad que se puede pagar con él.

Valor del dinero con el transcurrir del tiempo

Con el paso del tiempo, el dinero cambia y generalmente lo hace en contra del usuario, por la sencilla razón de que su valor real tiende a disminuir quedando devaluado el valor nominal.

La presencia de esta dinámica es la que obliga a los ajustes salariales cada temporada, a los fines de aumentar el valor nominal, estabilizando la capacidad adquisitiva del consumidor. Este proceso recibe el nombre de matemáticas financieras.

Sin embargo, puede ocurrir que dentro del proceso de cambio la situación se revierta a favor del consumidor.

Un ejemplo práctico sería que si una persona adquiere un móvil en 2.000 dólares pensando que transcurrido un año tendrá mayor coste, ocurre que aparece en el mercado un nuevo modelo de igual marca y el adquirido pasa a ser descontinuado.

En el área de inversiones la relevancia del valor del dinero radica siempre en que se utilizan las inversiones para que el dinero obtenga un valor real, lo que significa que debe generar una rentabilidad superior a la inflación.

Ya que el dinero tiene como característica de que se puede duplicar o multiplicar si la inversión que se hace resulta exitosa.

Si estas inversiones producen una tasa de interés rentable se dice que esos tipos de interés pueden ser simples o compuestos.

El interés simple se define como aquel porcentaje ganado sobre un capital fijo, los cuales tienen la particularidad de que se pagan de manera periódica, sin agregarlos al capital inicial para que puedan ganar intereses nuevos.

Por su parte, el interés compuesto se basa en acumular los intereses durante cada periodo al capital anterior, esto le permite calcular los intereses que devengue el nuevo capital.

Conclusión y resumen de la utilidad del dinero

La invención del dinero es un aliado de mucha utilidad para los usuarios, esta data de tiempos ancestrales, es un rubro que, a través de las épocas, ha evolucionado en el tiempo.

El dinero permite la manutención de las sociedades, empresas y Estados, ya que mediante él se generan los diversos intercambios, se crean las industrias, comercios y afines, que redundan en la calidad de vida de las personas y los demás seres vivos, gracias a sus avances el mundo ha tecnificado sus estrategias, ha modernizado todo lo atinente al campo social, tecnológico, económico y educativo.

Invierte ahora en los mejores activos financieros en un broker regulado y seguro 100%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.