Criptomonedas

Hoy hablaremos sobre las criptomonedas, qué son, para qué sirven, cómo podemos obtener estas divisas virtuales y criptomonedasrealizar transacciones con ellas, y mucho más.

Veremos por qué se están convirtiendo en un instrumento tan popular, y un producto de inversión que puede traernos una buena rentabilidad en el futuro cercano.

No son ninguna novedad, las criptomonedas llevan años entre nosotros, aunque sea precisamente ahora cuando estén empezando a ganar interés entre el público.

Una de las razones del auge de las criptomonedas seguramente tenga que ver con Bitcoin, la cual fue pionera en su día, y aunque por aquel entonces no había tanta expectación como hay ahora, el hecho de que su cotización no pare de subir hace que nos encontremos ante una oportunidad muy interesante y única de inversión.

Brokers regulados para invertir en Criptomonedas

Broker CryptoCaracterísticasAbrir Cuenta
IQOptionInvierte en Criptomonedas
Broker con cuenta demo gratis sin depósito
Mínimo depósito de solo 10 euros
Regulado por CySEC licencia 247/14
Inversiones en Forex y CFDs
Abrir Cuenta
Leer Review
markets.comInvierte en 15+ criptomonedas
Broker regulado por CySEC licencia 092/08
Cuenta demo de práctica gratis
Abrir Cuenta
Leer Review
Trade.comInversiones en Criptomonedas
Broker regulado por CySEC nº 227/14
Mas de 2.000 activos
Plataformas Webtrader y Metatrader4
Abrir Cuenta
Leer Review

Por supuesto, a este “boom” tenemos que sumarle una importante competencia, pues en la actualidad tenemos una amplia oferta de criptomonedas para elegir.

De unos años hasta ahora el mercado de criptomonedas ha crecido notablemente, y hoy existen muchas opciones diferentes en cuanto a divisas digitales.

Si estás interesado en conocer más acerca de criptoinversión échale un vistazo.

¿Qué son las criptomonedas?

Si buscamos la definición estricta de criptomoneda, o también criptodivisa encontraremos que es un medio digital de intercambio. Del inglés cryptocurrency estas monedas fueron creadas con protocolos y características concretas, aunque muchas siguiendo los pasos de Bitcoin.

Bitcoin fue la primera criptodivisa que empezó a operar, en el año 2009.

Como características en estos nuevos sistemas tendríamos la garantía de seguridad, integridad y el equilibrio en la contabilidad a través de transferencia de archivo segmentada o multifuente que se verifican y desconfían unos de otros. A éstos les llamamos mineros.

Estos mineros son el público en general que trabaja en la minería de criptomonedas y que protegen de forma activa este entramado de agentes, o red, manteniendo una alta tasa de procesamiento de algoritmos, para tener ocasión a recibir una propina o recompensa por su tarea, la cual queda repartida de forma aleatoria.

En principio quebrar la seguridad de las criptomonedas es casi imposible.

Matemáticamente hablando se necesitaría una potencia de cómputo mayor que toda la red de mineros del sistema. Con el alto volumen de mineros que tiene el entramado sí se intentase apenas se tendría un 50% de posibilidades de éxito.

Los mineros de Bitcoin, por ejemplo, utilizan el sistema de prueba de trabajo (PoW) y sí alguien quisiera romper la seguridad existente de la criptomoneda necesitaría tener una capacidad computacional mayor a las de las más grandes compañías tecnológicas, como por ejemplo una del tamaño de Google.

De aquí a un futuro podría ser que la computación cuántica, de convertirse en una realidad, podría romper este equilibrio. Aunque está claro que los desarrolladores de criptomonedas están preparados para todo, así que mientras ocurre o no podrían implementar el sistema para utilizar algoritmos poscúanticos.

Cabe destacar que las criptodivisas han hecho posible lo que ahora se conoce con las siglas IoV del inglés Internet of Value. Esto es el Internet del Valor, también conocido como Internet del dinero. A grandes rasgos se trata de aplicaciones de Internet que nos permiten realizar un intercambio de valor en forma de divisas digitales.

Cualquier cosa que tenga valor se podría intercambiar por criptodivisas, como contratos, acciones, propiedad intelectual…

Una de las principales características de las criptomonedas es que no se requiere de intermediarios, es decir, que todas las transacciones se realizan de persona a persona, un término que en inglés conocemos como peer to peer.

El sistema de criptomonedas nos permite, entre otras cosas:

  • Eliminar esa necesidad de usar agentes financieros para realizar las transacciones, así que nos olvidaremos de pagar sus costes y del incremento que esto tiene sobre el monto de las transacciones.
  • Reducir el coste de las transacciones al no haber intermediarios.
  • Reducir también el tiempo, pues al tratarse de transacciones de persona a persona las órdenes son inmediatas y los pagos se hacen efectivos de manera mucho más rápida.

Las criptomonedas llevan algunos años entre nosotros, y sí aun no sabes cómo empezó todo te invitamos a seguir con la lectura para conocer un poco más sobre su historia.

¿Cómo y cuando surgieron las criptomonedas?

Últimamente las criptomonedas están en boca de todos, y es que como decíamos parece que en los últimos años su popularidad ha aumentado de manera significativa.

Pero, ¿cómo y cuando surgieron las criptomonedas? Hoy son todo un éxito, pero ¿de dónde vienen? ¿quién tuvo la idea? Todo eso lo veremos en este apartado, donde conoceremos un poco más sobre la historia de las criptomonedas. Seguro que te resultará muy interesante.

Antes de nada, decir que los primeros intentos para integrar la criptografía en el dinero electrónico fue invención de David Chaum. A través de Digicash y ecash se intentó utilizar esta criptografía para conseguir que las transacciones se dinero fueran anónimas.

En este caso en particular aunque se consiguió que gracias a la criptografía las transacciones fuesen anónimas, tanto la emisión como el pago eran centralizados.

En 1998 Wei Dai siguió trabajando con este concepto  y se propuso crear un nuevo tipo de dinero, que utilizara la criptografía como medio de control y que fuera descentralizado.

La primera criptomoneda que se creó fue Bitcoin, en el año 2009, por el desarrollador Satoshi Nakamoto. Esta divisa digital utiliza un conjunto de funciones criptográficas SHA-2, en concreto SHA-256 cómo su sistema de Prueba de Trabajo (esquema PoW).

Después de Bitcoin no tardaron en aparecer más divisas digitales, cómo Namecoin, Litecoin y Peercoin, entre otras. Ésta última fue muy interesante por su sistema híbrido entre PoW y PoS, es decir, un esquema combinado de Prueba de Trabajo y Prueba de Participación.

Bitcoin fue y sigue siendo a día de hoy la más popular, su interés comenzó a crecer a partir del 2013 cuando empezó su increíble ascenso.

Aun así, ¿quién se imaginaría lo mucho que ha subido su cotización este año? Una cosa está clara, Bitcoin no deja de sorprendernos, y lo mejor es que en la actualidad tenemos muchas otras divisas digitales en el punto de mira, que pueden hacernos conseguir muy buenos rendimientos sí decidimos invertir hoy mismo.

¿Para qué sirven las criptomonedas?

Sabemos que las criptomonedas son un nuevo tipo de dinero que usa la criptografía para conseguir que las transacciones sean anónimas y descentralizadas. Pero, ¿cuál es realmente el valor o la utilidad de estas divisas virtuales? Veámoslo.

Desde Bitcoin en el 2009 no han parado de aparecer nuevas criptomonedas alternativas a ésta. A día de hoy las opciones se cuentan por docenas, pero, ¿qué es lo que podemos hacer con estas monedas virtuales? ¿para qué sirven entonces?

Bueno, aunque con sus particularidades las criptomonedas no dejan de ser dinero y como tal pueden – o al  menos deberían poder- utilizarse para realizar pagos. Sin embargo, aún queda tiempo para que se convierta en algo habitual.

Hace tiempo podría parecernos que esto de las criptomonedas era una simple moda que pasaría de largo, como tantas otras. Pero el caso es que estas divisas digitales han llegado para quedarse.

En algunos sitios es posible pagar con Bitcoins, e incluso podemos encontrarnos con cajeros para intercambiar nuestro dinero en metálico por estas divisas virtuales y algunas tarjetas tipo de débito que nos permiten realizar nuestros pagos con Bitcoins.

En cualquier caso, sirven para realizar transacciones aunque la mayoría online. Son monedas que funcionan muy bien en Internet y nos ofrecen muchas posibilidades para el futuro.

En este momento Bitcoin tiene un valor a nivel global mayor a las demás divisas digitales, siendo la principal criptomoneda del mercado y la que más utilizada puede proporcionarnos.

Aun así, sí quieres cambiar tu dinero por criptomonedas tienes muchas opciones entre las que elegir además de la ya tan reconocida Bitcoin. Hay muchos sitios donde podrás cambiar tu dinero por estas divisas digitales y utilizarlas en tus transacciones en línea sobre todo.

Por ahora la que más presencia tiene como medio de pago online es Bitcoin, aunque no podemos descartar que en un futuro cercano se puedan utilizar otras criptodivisas para realizar este tipo de pagos.

¿Cómo puedes conseguir criptomonedas?

Bitcoin instaló el primer cajero automático para la moneda digital en Madrid, ofreciendo a los clientes un valor de 2500 euros por cliente al día como máximo.

A través de éste puedes controlar tu cartera e intercambiar tu divisa local por la criptomoneda.

Por otro lado, para obtener criptomonedas tenemos otras opciones. Una de las más buscadas por todos es a través de las casas de cambio. La razón es bastante lógica, y es que a través de estos exchangers lo tenemos más fácil para intercambiar nuestra moneda por a criptomoneda.

En Internet podrás encontrar una amplia oferta de casas de cambio, muchas con una excelente reputación en el sector. Cuando tengas la divisa que necesitas podrás realizar transacciones sin ningún intermediario, de persona a persona, y esto te beneficiará.

Las criptomonedas sirven para realizar transacciones por todo el mundo, y de tú a tú, así de fácil.

Aunque el método más habitual para conseguir criptomonedas es intercambiándolas por tu dinero, hay empresas que están empezando a ofrecer pagos en Bitcoins, sobre todo las tecnológicas.

Apenas son unas pocas pero es una práctica tan interesante que podría acabar extendiéndose, ¿no crees? Que te paguen un salario en Bitcoins también puede ser útil.

Por otro lado, seguro que oíste hablar sobre la minería en criptomonedas, ¿verdad? Y es que es otro de los métodos para conseguir divisas virtuales. En realidad la minería es a través de donde se descubren estas monedas, y a los que hacen esta labor se les conoce como mineros.

En la actualidad ser minero es prácticamente una profesión más, pero no es apta para cualquiera. Por lo pronto al principio necesitaremos tener capital para invertir. Aunque a día de hoy tenemos diferentes opciones para disfrutar de la minería de criptomonedas, como los grupos de mineros y la minería en la nube.

¿Qué es la minería?

En el mundo de las criptomonedas tienes que haber escuchado sobre la minería. La minería no es más que el medio a través del cual se descubren estas divisas digitales. Es importante que entiendas que las criptomonedas ni se crean ni se destruyen, únicamente se descubren.

Los mineros a través de diferentes sistemas de trabajo descubren las monedas.

Los sistemas más conocidos son el PoW, que consiste en resolver acertijos hash. También tenemos el sistema PoS en el que se le asigna a cada moneda un valor accionario, que será el que éste reciba un vez que pase un tiempo sin utilizarla.

La criptomoneda Peercoin, que mencionamos al principio, es una de las que utilizan el algoritmo híbrido entre los esquemas PoW y PoS. Aunque después tenemos algunas otras.

Para la minería necesitarás chips de procesadores de computadora, tarjetas de video, y chips programables. Después necesitarás configurarlo de la manera adecuada para que puedas conseguir el mayor poder de cómputo para minar.

Asimismo, también necesitarás un software para interactuar con la red, y participar de la misma enviando tus soluciones.

Sí quieres profesionalizarte en el minado sería interesante hacerlo con ASICs, ya que éstos estarán agrupados en tarjetas electrónicas y simplemente tendrás que conectar a la tarjeta de control que tiene el software para que empiece a trabajar en la minería. (Imagen del chip ASCIC)

Como decíamos, tienes más opciones para minar criptomonedas. A través de los grupos de mineros, donde podrás compartir tus recursos y conseguir que tus rendimientos sean mejores, y a través de la nube, alquilando poder de cómputo para minar.

Cualquier opción puede ser interesante siempre y cuando te lo tomes en serio y trabajes cómo se debe en el minado.

Invierte hoy mismo en las mejores Criptomonedas del mercado