Europa busca un pacto que garantice el euro

Jefes de Estado y de Gobierno se reúnen los próximos días 13 y 14 de diciembre para buscar una solución a los problemas estructurales de la eurozona y realizar un pacto con medidas mínimas para garantizar el futuro del euro y la confianza de los mercados.

Entre las novedades principales del plan creado por Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, se encuentra la elaboración de un presupuesto concreto para la zona euro que se encargará de financiar las prestaciones por desempleo de países en crisis económica. No obstante, la puesta en marcha de este plan queda retrasada para después del año 2014 así que no va a servirnos mucho para solucionar la crisis actual.

En relación a este presupuesto países como Alemania siguen intentando limitar este fondo anticrisis al mínimo para no tener que contribuir más a las arcas comunitarias. Por otro lado, ni siquiera se menciona la mutualización de la deuda soberana en la propuesta creada por Van Rompuy junto con el presidente del BCE Mario Draghi, el jefe del Eurogrupo Jean-Claude Juncker y el presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso.

Aunque Francia y España defienden la emisión de los eurobonos para estabilizar la zona euro, Alemania se opone ya que considera que eso reduciría la presión sobre los países en crisis para realizar los ajustes y además encarecería los costes de financiación. Asimismo Berlín también rechaza la creación de un sistema común de garantía de depósitos, lo cual nos deja sin uno de los pilares fundamentales para conseguir una unión bancaria de cara al futuro.

Tampoco hay nada claro sobre el posible acuerdo para confiar al Banco Central Europeo la supervisión de las entidades financieras de la zona euro. El próximo 12 de diciembre los ministros de economía de la Unión Europea celebraran una reunión extraordinaria para tratar este asunto. Sin embargo, países como Alemania y Reino Unido siguen manteniéndose con una actitud evasiva.

Mientras tanto, en la hoja de ruta diseñada por el presidente del Consejo Europeo se comenta como máxima prioridad deshacerse del vínculo que existe entre Estados y bancos. Esta sería la primera fase para garantizar la sostenibilidad presupuestaria. Por supuesto, también exige que se apruebe la creación del supervisor único para que este operativo máximo el día 1 de enero del 2014.

En la segunda fase el objetivo es completar el marco financiero integrado y promover políticas estructurales sólidas creando un fondo de liquidación único para las entidades en apuros financieros.  Asimismo el MEDE se encargará de garantizar una línea de crédito si nos encontramos ante una situación de recursos insuficientes.

En esta segunda fase que abarcará los años 2013 y 2014 los distintos países de la zona euro deberá firmar obligatoriamente contratos bilaterales con Bruselas sobre las reformas que se comprometen a realizar para solucionar sus desequilibrios estructurales. Los países fuera de la eurozona podrán firmar también un contrato voluntario si lo desean. Los acuerdos serán de carácter multianual y se centrarán en las debilidades de cada país.

Por último, el plan del presupuesto específico para la zona euro se queda en la tercera fase y no se pondrá en marcha hasta después del 2014. El objetivo de este presupuesto será promover reformas estructurales y también facilitar la absorción de crisis que afecta a un país o a varios Estados a través de un mecanismo de seguro central.

Herman Van Rompuy todavía no se ha pronunciado sobre la dotación de este presupuesto pero sí ha propuesto que la capacidad presupuestaria de la zona euro pueda endeudarse, eso sí manteniendo siempre el equilibrio presupuestario.

El presidente del Consejo Europeo propone que este presupuesto funcione como un complemento o sustituto de los sistemas nacionales de prestaciones de desempleo. En ningún caso este sistema deberá conducir a transferencias unidireccionales y permanentes entre países. Para concluir, durante esta tercera fase se conseguirá aumentar la coordinación de políticas económicas entre países de la zona euro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *