Motivos y razones para montar un negocio propio

Con la crisis económica actual, cada vez son más las personas que deciden ser emprendedores y montar un negocio propio. La situación de España sólo nos deja dos alternativas: bien continuar buscando un trabajo qué no sabemos cuándo llegará o ser valientes y emprender.

El concepto de autónomo ha estado siempre bastante idealizado. La oportunidad de disponer de una empresa propia, con un horario determinado y un sueldo fijo cada mes. Por desgracia, tendemos a equivocarnos creyendo que un negocio propio es una preocupación menos. Sí bien es cierto que seremos nuestro propio jefe en cuestión de horarios, sueldo seguro y demás eso realmente está por ver ya que todo depende de cómo de bien nos funcione el negocio.

No obstante, teniendo en cuenta la dificultad para encontrar un empleo en la situación actual, realmente merece la pena plantearse eso de montar un negocio propio. Para ver sí consigo convencerte voy a contarte los problemas que se nos van a presentar en el momento de buscar trabajo con la situación de crisis económica que está sufriendo el país.

Para empezar, en España apenas tenemos empleo y para más desgracia se van a seguir destruyendo puestos de empleo hasta alcanzar los 6 millones de personas sin empleo. Si tienes la suerte de estar formado en el sector tecnológico podrías encontrar algo de lo tuyo con los nuevos yacimientos de empleo dedicados a este sector.

Sin embargo, sí no sabes nada de tecnología no va a quedarte otra que resignarte a aceptar el mundo real, el de la destrucción de empleo. También podrías intentar averiguar qué trabajos se demandarán en los próximos años. Pero claro, tendrás que tener conocimientos y experiencia de los mismos, lo cual podría convertirse en otro problema para conseguir alguno de esos trabajos.

Otro de los problemas en la búsqueda de empleo es que para tener una mínima posibilidad de encontrar algo hay que dedicarle prácticamente todo nuestro tiempo. Prácticamente la búsqueda de empleo se ha convertido para muchos en una jornada a tiempo completo, lógicamente sin renumerar.

Además, el 95% de las probabilidades de obtener finalmente el empleo ofertado irán en tu contra. Por supuesto disponer de un buen currículum vítae es fundamental pero lamentablemente hoy en día ni esto ni la búsqueda intensiva de trabajo van a brindarnos un empleo. La probabilidad de no conseguir el trabajo deseado es muy alta.

Con un porcentaje de parados tan grande que tiene el país y prácticamente 1.000 candidatos por cada oferta de trabajo es imposible no desmotivarse en la búsqueda de empleo. Pero es que realmente es muy difícil ser elegido entre tantos postulantes.

Por otro lado tenemos un problema más, las ofertas de trabajo que hay. Hay muchas ofertas que por desgracia están catalogadas como trabajo basura. Estos empleos por lo general no ofrecen un sueldo fijo y las contrataciones a menudo suelen ser a través de un contrato mercantil que carece de seguridad social. Tener un trabajo de este estilo sería prácticamente cómo ser autónomo pero trabajando por cuenta ajena y con condiciones laborables malas. De hecho, estos trabajos solían ser los que nadie quería cuando la situación estaba mejor. Ahora a muchas personas no les queda otra que conformarse.

El problema de las condiciones laborables es otro motivo a destacar para optar por emprender. Muchas veces trabajamos más para cobrar menos, es inevitable. Un trabajo hoy en día no te da la tranquilidad de antaño, ya no depende de ti que mañana tengas que dejar de trabajar. Hoy puedes estar trabajando y mañana estar fuera del ámbito laboral.

Asimismo, con la reforma laboral a las empresas les sale mucho más baratos los despidos. Ahora las empresas eligen despedir al trabajador cuyo despido les salga más económico independientemente sí el trabajador es bueno o malo.

El último problema que se nos presenta a la hora de buscar trabajo es la tendencia del mercado. Puede que antes pudiéramos observar la tendencia y hacernos una idea de los servicios más demandados por las empresas. Pero ahora, lo que realmente quieren estas empresas es mantenerse hasta que venga una época mejor para aumentar su producción y ampliar también su plantilla.

Por todos estos motivos, es mucho más realista plantearse poner en marcha un negocio propio, es mucho más seguro y desde luego nos dará mejores resultados a corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *