La Vacuna de Oxford y su Repercusión Empresarial

Dentro del área experimental, la Universidad de Oxford, conjuntamente con el laboratorio AstraZeneca, tienen en proceso el desarrollo de una vacuna hacia la cura del Covid-19.

En el mes de julio, se realizaron algunas evaluaciones experimentales en seres humanos, cuyos resultados fueron muy alentadores.

Esta organización ha logrado un gran avance, cuyo objetivo es controlar una tragedia que azota al mundo entero. Además, difiere de Moderna y BionTech, sus más férreos competidores, quienes representan la industria farmacéutica.

Glosario del contenido del artículo:

Invierte ahora en las farmaceuticas en un broker regulado y seguro 100%

La Universidad de Oxford y AstraZeneca, si llegaran a tener éxito, tendrían de su lado a los inversionistas privados, quienes les brindan apoyo capitalizando el trabajo realizado por los investigadores académicos.

AstraZeneca

AstraZeneca es un laboratorio británico, que se ha convertido en el socio principal de la Universidad de Oxford, de acuerdo a lo publicado en la revista The Week.

Esta idea de asociarse data desde el mes de marzo, momento en que el coronavirus fue catalogado como pandemia, arrasando los mercados bursátiles. Esto produjo que la organización adquiriera mayor valor, ascendiendo a más de un 21%. Muchos inversores creen en AstraZeneca.

Sin embargo, un profesor de medicina de la Universidad de Oxford llamado John Bell, ofreció al The Times, unas declaraciones relacionadas con la terrible pandemia que azota a la sociedad, asegurando que no se tomarán regalías.

Pero que, si en un futuro cercano se creara un mercado de vacunas, el efecto económico ayudaría en la crisis, al generar mucho dinero.

En otro orden de ideas, Pascal Soriot, un alto ejecutivo del laboratorio inglés, aceptó en BloombergTV que su meta era obtener un razonable beneficio económico por su intervención y distribución de las vacunas.

Cabe señalar que, los fabricantes de los medicamentos de origen británico, sostuvieron un acuerdo con Italia, Alemania, los Países Bajos y Francia, para ofrecer unos 300 o 400 millones de dosis componente de la esperada vacuna, para ser utilizada a finales del 2020.

Vaccitech

Existe una organización de biotecnología denominada Vaccitech Limited, encargada de crear vacunas, al igual que inmunoterapias que actúen contra la estacional influenza asociada al cáncer de próstata.

Esta novedosa organización debe su fundación a Sarah Gilbert y Adrián Hill, dos conocidos científicos que laboran en la investigación de la Universidad de Oxford, desde el año 2016.

Dentro de las características de Vaccitech, se destacan:

  • Que según información del The Times, esta empresa tiene un valor de 73 millones de euros.
  • No cotiza en la bolsa de valores.
  • Que el Director Ejecutivo Bill Enright, señaló a WSJ que otorgaría a los inversionistas una porción de las regalías, de resultar exitosa la creación de la vacuna.
  • Hubo una inversión de 5 millones de libras en esta organización por parte del Gobierno británico, como apoyo al proyecto.

Oxford Sciences Innovation (OSI)

Esta empresa es una de las más grandes accionistas de Vaccitech, ya que cuenta con una participación del 46%, logrando recaudar 600 millones de libras de accionistas externos, según información ofrecida por WSJ.

Capital Braavos

Uno de los mayores inversores de OSi, lo constituye Capital Braavos, la cual cuenta con una participación del 20%, según WSJ. Ante esa cuantificable participación, tiene una posesión en torno de un 9% de Vaccitech.

Huawei

Según informaciones comerciales emanadas de personas vinculadas de la empresa Huawei y el Reino Unido, Borish Johnson, optó por prohibir la participación de la organización en la fabricación del 5G en el país, haciendo la salvedad de que el coloso asiático tiene una participación del 0,7% en OSI.

Los resultados de la vacuna de Oxford

De acuerdo a investigaciones realizadas por la Universidad de Oxford, existe una gran fuerza inmune en la elaboración de la vacuna, lo que genera una gran seguridad en los ensayos primarios.

Su creación va por fases. Las fases 1 y 2 de la vacuna que se encuentra en proceso por parte de la universidad (Reino Unido), ofreciendo respuestas muy favorables en el campo inmunológico.

Un estudio informativo colocado en la revista científica “The Lancet”, expresa que la vacuna ha provocado una favorable respuesta de las células T durante los siguientes 14 días de la vacunación, aunada a una respuesta de los anticuerpos en los siguientes 28 días.

Por otra parte, los anticuerpos tienen la capacidad de neutralizar el virus, cuya función es evitar que infecte a las células.

La neutralización de los anticuerpos

En el seguimiento del estudio, algunos de los participantes a quienes les fue aplicada la vacuna, eran poseedores de anticuerpos neutralizantes detectables, los cuales han sido recomendados por los investigadores como elementos importantes de protección.

Cuando se colocó la dosis de refuerzo en los pacientes, los resultados fueron más alentadores, ya que estas generaron una actividad neutralizante contra el coronavirus.

Por lo demás, la vacuna lo que busca es ratificar que, además de proteger de manera eficaz contra la infección, puede colaborar en la sanación de los afectados.

Lo más importante de esta vacuna es que no ha provocado ninguna reacción negativa, conservando el perfil de las anteriores. Otro factor relevante es que las respuestas inmunológicas detectadas posteriores a la vacunación, se corresponden con estudios anteriores hechos con animales.

Existen muchas expectativas con respecto a la efectividad de la vacuna. Podría decirse que todas las naciones del mundo están apostando a un resultado favorable, ya que esto significaría la panacea para miles de personas que están siendo atacadas por un virus difícil de controlar y que merma la salud de los ciudadanos sin detenerse.

La Universidad de Oxford no frena su producción y es lógico que su comercialización aporte una significativa ganancia que ayudará a estabilizar la economía. La organización está dispuesta a expandirla por todo el globo terráqueo, para erradicar de manera definitiva ese mal que aqueja a los habitantes del planeta.

Es obvio que queda mucho por hacer, pero la perseverancia y los deseos de ayudar a estatizar la pandemia es un reto que se ha planteado la Universidad de Oxford y todos sus investigadores, a través de los estudios y ensayos que permanentemente están haciendo.

Invierte ahora en las farmaceuticas en un broker regulado y seguro 100%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.